lunes, 1 de febrero de 2010

VESTIDO DE NOVIA

Cuando mi hija me pidió que le hiciera el vestido de novia me preocupé bastante, pero ella me animó y comenzamos a diseñar el modelo. Como todos los vestidos blancos, en las fotos, no se distinguen muy bien los detalles. El tejido es de seda salvaje y el cuerpo va drapeado. Las mangas llevan una florecillas de la misma tela y desde la cintura sale, en el lado izquierdo, una cascada de flores que van de mayor a menor, acabando en mitad de la falda. Por detras lleva un gran lazo que oculta el cierre final del vestido.

1 comentario:

Blanca dijo...

¿Quién mejor que una Madre para hacer el traje que nos engalana uno de los días más felices de nuestras vidas?
Curioso yo no me casé de blanco, me casé de verde, quizás por eso ... bueno esto es otra historia.
Estoy segura Mª Dolores que su hija iba radiante y orgullosa ese día, como usted por regalarle algo más que su vida.

La Felicito tiene usted unas manos como el hilo de Oro

Besines