lunes, 19 de septiembre de 2011

SANTA IRENE

La jóven y bella Iréne fue bautizada por el apóstol Timoteo, discípulo del apostol San Pablo. Iréne quería convencer a sus padres de que se convirtieran al cristianismo. El padre la escuchaba con desinterés; un día se enfadó con ella cuando rechazó adorar a los ídolos, entonces la echó bajo las patas de los caballos salvajes, pero estos no la tocaron, se precipitaron sobre el padre hasta matarlo.
Santa Iréne, rezó, suplicó tanto por su padre que al fin resucitó y toda la familia y 3000 personas más se convirtieon al cristianismo. 
Cuando comenzó a profetizar sufrió todo tipo de humillaciones; fue apresada y la tiraron a un pozo lleno de vívoras, después trataron de aserrucharla, la ataron a una rueda de molino; pero las vívoras no la tocaron, la sierra no funcionó y la rueda no se movió. 
El Señor le anunció el día de su muerte y se preparó para ella.
Santa Iréne Mártir.
Iréne se llama una nieta. Feliz día del santo.

No hay comentarios: