lunes, 9 de noviembre de 2009

RIMAS

Después de unas lluvias copiosas llegan los mosquitos. Con hartazgo de picaduras, me marché de vacaciones y dispuesta a disfrutar del entorno me entretuve en tener un recuerdo homenaje para este mosquito que tanto me entretuvo, y un aviso a voladores.

UN MOSQUITO ATREVIDO

Un mosquito, atrevido
se pasea en torno mío.
Invulnerable al difusor gas,
y chuleándose de su supervivencia,
recorre círculos temerarios
a la par que,
lustrosamente engorda.
Un pacto eso es, un pacto
he de hacer;
y dispuesta a negociar,
convinimos en circular
a su aire cada cual,
con el compromiso leal
de no enfrentarnos con
nuestra arma letal.
Sellado quedó el pacto,
y se puede comprobar
con una señal roja en mi brazo,
y su cuerpo plano en la palma de mi mano.
Mª Dolores Madrid

2 comentarios:

Katy dijo...

Oda al mosquito. No lo he oído en mi vida. Muy original.
Un abrazo y feliz semana

Mª Dolores dijo...

Es fácil que no lo hayas oído. No soy famosa y lo escrbí yo. Gracias por tu comentario. Un saludo